Wizink Bank sigue perdiendo las batallas. Los juzgados se inclinan por anular los contratos de las tarjetas por no superar el doble control de transparencia necesario, además de por la Usura de su tipo de interés remuneratorio.

En absolutamente todos los contratos que este despacho profesional ha podido observar y estudiar,  se trata de un clausulado totalmente pre-impreso y pre-redactado, que incumple las condiciones de claridad y transparencia por varias razones y con el único objetivo de generar una deuda perpetua al consumidor final.

La última sentencia ganada, el cliente cancelará la deuda pendiente y además recibirá todo lo pagado de más sobre lo dispuesto, por lo que recuperará cerca de 11.000€ de una tarjeta de Wizink, a lo que habrá que adicionar las costas y los intereses de conformidad con el suplico de nuestra demanda.

PREGUNTE SIN COMPROMISO, LE AYUDAREMOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *